8 de nov. de 2010

Desarrollo del Lenguaje de 0 a 2 años

DESARROLLO DEL LENGUAJE DE 0 A 2 ANOS

L a teoría de Piaget, y su clasificación del desarrollo cognitivo por estadio, es el estadio senso-motror que abarca los dos (2) primeros años de vida, donde define que el aprendizaje durante este periodo depende casi por entero de experiencias senciorales inmediatas y de actividades motoras o movimientos corporales. Los primeros días, los niños experimentan y exploran el medio ambiente mediante sus reflejos innatos. En este primer estadio del desarrollo cognitivo, el niño entiende muy poco el lenguaje y sabe incluso menos acerca de cómo usarlo para conseguir comunicarse con otras personas.
Sin embargo, para este momento los niños manifiestan sus necesidades a través de distintos sonidos por lo cual Chomsky plantea que el niño nace con una información genética que le permite describir la estructura interna de la lengua que se habla en su medio social ;analizarla , diferenciarla y , a partir de esto, apropiarse de ella para su uso.
En la adquisición del lenguaje el niño no percibe el lenguaje como estructuras rígidas, sino que, en base a lo que es capaz de producir, crear sus propias hipótesis y normas con las que se maneja mientras le resultan efectivas y las aplica.

INFLUENCIA DEL MEDIO SOCIAL
La influencia del medio en el desarrollo del lenguaje cumple un papel fundamental como estimulo positivo o negativo según sea el caso. La emoción y la afectividad que percibe el bebe en los cuidados maternos son elementos  fundamentales en los que se basa “la función apetitiva “para el habla; por el contrario, un bebe que no recibe estos estímulos  estará mucho menos motivado para comunicarse y no
Otro aspecto importante de la influencia del medio en cuanto al lenguaje  está dado por el nivel social y cultural, que se refleja directamente en nivel de vocabulario y estructuración del discurso, relacionado también con el grado de instrucción de la persona.

ORGANIZACIÓN SEMÁNTICA
Esta corresponde a la evolución del significado de la palabra. Fernando de Saussure planteo la dualidad existente entre significado  y significante, es decir la unión que se establece entre el referente y su simbolización en el lenguaje, que responde a una conversación social y que se produce por la experiencia directa  con el objeto, anticipando la formación de conceptos.
El bebe comienza reconociendo la voz humana y es por ello que muchas veces se calma con solo hablarte. Más adelante, y en el intercambio con un adulto, aprende a interpretar rasgos suprasegmentarios  como son la voz, la entonación y la curva entonativa global de quien le habla y reconocer si el otro está dispuestos a jugar o si , por el contrario , está enfadado y de esta forma puede responder adecuadamente.
Aproximadamente a los 9 meses es cuando comienza la actividad comprensiva del lenguaje, interpretando algunas partículas del discurso del adulto, comienza por identificar su nombre y el “no”.
Las primeras palabras que el niño comprende estarán estrictamente relacionadas a las experiencia que vive, al aquí y ahora; luego, acompañando el desarrollo  cognitivo, será capaz de evocar objetos que no estén presentes.
Por otro lado, las primeras palabras que el niño produce tendrán generalmente un valor de acción y expresaran fundamentalmente deseos y necesidades fuertemente unidas al contexto en que se producen.
Un hito importante en la expresión semántica lo constituye el logro de las primeras 50 palabras, hecho que coincide generalmente con el comienzo de la utilización de la frase de dos palabras y que ocurre aproximadamente a los 18-19 meses.
ESTOS PRIMEROS SIGNIFICADOS ATRAVIESAN POR TRES ETAPAS:
1)    Etapa Preléxica: En ella el niño utiliza las palabras como etiquetas, aun sin contenido conceptual y están generalmente acompañadas por gestos con la mano y la cara. Este tipo de emisiones comienza aproximadamente a los 10 meses y continúa utilizando algunas de  ellas hasta los 20 meses. Un ejemplo es cuando dice “MA”,  acompañado con el señalamiento e incluso movimiento de la mano para que le alcancen un objeto.
2)    Etapa de símbolos léxicos: Estas emisiones ya tienen nivel conceptual  y son reconocidas como palabras. En este periodo se produce un aumento significativo en cuanto a la cantidad, aunque las utiliza aun en forma aislada.
3)    Etapa de frase semántica: Se inicia cuando el niño comienza a utilizar la frase de dos palabras  aproximadamente a los 19 meses. A partir de entonces y  en forma paulatina, sus posibilidades de comunicarse aumentan  a medida que se complejiza el tipo de frases que va construyendo y la información que desea transmitir.
FUNCIONES  PRAGMÁTICAS:
La Pragmática es el estudio de los usos del lenguaje y de la comunicación lingüística. El desarrollo de las funciones pragmáticas abarcara por ello la evolución de las intenciones comunicativas del niño y los ajustes que realizara en sus emisiones para adaptarse a un entorno determinado que le permita comunicarse eficazmente con su interlocutor.
La Pragmática abarca todo el modelo de comunicación entendido como emisor o hablante, receptor u oyente y contexto.
Generalmente se ubica el inicio de la intencionalidad  comunicativa alrededor de los 9 meses de edad. Es el momento en que el bebe es capaz de interactuar significativamente con su medio a partir de instrumentos pre- simbólicos como gestos o simbólicos como la producción oral.
Es en esta edad cuando el niño comienza a ser consciente del efecto que tendrá una acción (gestual o verbal) en el adulto y persistiría en ella hasta lograr su propósito.
En etapas anteriores son los padres los que otorgan intenciones a las conductas del bebe dándoles una finalidad comunicativa, aunque quizás  no la tengan pero, gracias a esta actitud paterna, comenzaran a construirse.
Las primeras intenciones comunicativas se producen a través de acciones y gestos y luego recién a nivel de lenguaje oral.
EN LAS ACCIONES INTERVIENE TODO EL CUERPO Y PUEDEN SER:
Ø Acciones de petición: Por  ejemplo guiar a la mama hacia la puerta porque desea salir.
Ø Acciones  de rechazo: Por ejemplo patalear cuando no se le entrega lo que quiere.
Ø Acciones de mostrar: Por ejemplo dirigir la cara de su mama hacia lo que desea.
Ø Gracias infantiles: Acciones que el niño repite porque fueron reforzadas por la aceptación del adulto (risas o elogios), por ejemplo “que linda manito”, “taparse la cara y descubrirse cuando le dicen donde está el bebe? ¡Acá esta!
A continuacion se presentan algunos videos para reforzar este aprendizaje:
http://www.youtube.com/watch?v=E4WGcqmedIg&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=tzXrO_0pVRo&feature=related